Cartago hogar de la fe católica

0
2029
Foto: Tomada de Google

Siendo una costumbre de fe perteneciente a la religión católica se ha vuelto parte de las costumbres y tradiciones de nuestro país, estamos hablando de la romería, caminata de fe que se realiza anualmente y tiene más de 240 años en realizarse.

Para el mes de agosto los y las costarricenses llegan hasta la basílica de los Ángeles, ubicada en la provincia de Cartago con el objetivo de rendir homenaje a la virgen de los ángeles conocida popularmente como “La Negrita” con el fin de cumplir alguna promesa, por agradecimiento y acto de fe.

La celebración es el 2 de agosto de cada año, sin embargo miles de costarricenses salen de sus casas un día antes, realizando la caminata desde el centro de san jose hacia Cartago, un recorrido de aproximadamente 22 kilómetros, sin embargo hay personas que deciden realizar la caminata desde sus casas de habitación, por lo cual la distancia suele ser mayor a los 22 kilómetros y la duración de varios días.

Muchos de los costarricenses al llegar a la basílica de los ángeles realizan el peregrinaje de la entrada del templo hacia el altar de la virgen de los ángeles de rodillas, como un acto de respeto.

“Ser oriunda de Cartago, lugar donde fue encontrada la Virgen de los Ángeles, es un orgullo, ya que todos los creyentes visitan nuestra provincia y nos dicen constantemente que somos dichosos de tener a la negrita cerca de nosotros” acotó María Brenes, vecina de Llanos de Santa Lucía de Cartago.

Hallazgo

El hallazgo de la negrita de los ángeles remonta en el año de 1635, donde una joven llamada Juana Pereira, andaba en busaca de leña, al adentrarse al bosque encuentra una piedra de la cual brotaba agua y sobre ella ve una muñequita de piedra que sostiene en sus brazos a un niño, la cual decide llevarse casa.

La imagen mide alrededor de 20 centímetros, tiene una variedad de materiales como jade, roca volcánica y grafito, es de color negro, de ahí su sobrenombre.

Actualmente la imagen original se encuentra en la basílica de los Ángeles en Cartago y es el mayor referente de fe para los costarricenses.