Mágica tradición de Cartago que nunca muere: las mascaradas

0
2383
Foto: Tomada de Google

·Esta tradición se ha mantenido viva durante décadas en la provincia de Cartago y hoy en día en el territorio nacional.

Un poco de su historia es que al llegar estas a América, en la era Colonial, las escogieron para usarlas en festejos, rituales o  celebraciones importantes en ese entonces, esto por su sincretismo o mestizaje cultural, eran muy atractivas y llamativas.

La historia empieza en un pequeño pueblito rural, impregnado de hojas de pino y naturaleza, a lo que dio  el inicio de esta mágica tradición, La Puebla de los Pardos de Cartago fue la seleccionada para que naciera de allí lo que se conoce como las mascaradas.

Por eso si hablamos de mascareros reconocidos cuyo talento y nombre son bien conocidos debemos nombrar al cartaginés Don Rafael Lito Valerín, él fue el que recuperó esta bella tradición, haciéndolo por medio de las fiestas realizadas en su comunidad en La Puebla de los Pardos, esto en honor a la Virgen de los Ángeles.

Gracias a Don Lito la tradición y creación de las mascaras se propagó a varios terrenos nacionales y tuvo sus apariciones en festividades de diferentes distritos tales como Cartago, Tres Ríos, Escazú, Barva, San Lorenzo de San Joaquín de Flores, Aserrí, Desamparados, y Palmares, y algunos lugares más alejados de la capital, como Santa Cruz de Guanacaste.

“Además de ser una valiosa manifestación artística y cultural podemos verlas hoy en día mucho mas seguido, junto con la cimarrona, festividades o en un día de un Santo”, mencionó Priscilla Brenes, habitante de la zona de Cartago.

No hay duda de que cada obra es hecha con amor y dedicación, que cada una tiene sus diferencias pero que no hay giganta, diablo, calavera o policía igual a otro, aunque provengan del mismo taller.